Crear un autoempleo: 5 claves

Crear un autoempleo está cada día más de moda y esto es totalmente justificable por algunos motivos evidentes.

Cada vez podemos ver a más personas contando sus propios casos y la mayoría de las veces sigue el siguiente patrón:

  1. Me pasó muchos años formándome para conseguir un buen trabajo.
  2. Empiezo a trabajar por cuenta ajena en este trabajo (o algo parecido).
  3. Me doy cuenta de que no es lo que esperaba y no me llena.
  4. El trabajo no me deja tiempo libre, no me da dinero suficiente y no me gusta.
  5. Descubro algo que me gustaría hacer en lugar de mi trabajo.
  6. Empiezo a hacerlo en mi tiempo libre a ver cómo puede funcionar.
  7. Empieza a funcionar bien, incluso consigo algo de ingresos pero no puedo dedicarle más tiempo.
  8. Dejó mi trabajo y me centro exclusivamente en este autoempleo.

Esta es una secuencia bastante común… y la mayoría de gente está en los puntos 4-5 ya que es donde aparecen los miedos y las parálisis de seguir hacia delante e incluso mucha de esta gente, en su camino de crear un autoempleo, pasa al punto 6 pero se queda ahí estancada, sin atreverse a dar el siguiente paso.

Desde yosoymiempresa.com, no vamos a decir que el autoempleo sea la panacea porque ya hemos visto que hay otros métodos incluso mejores que el autoempleo, cómo crear empresas que funcionen en modo semiautomático.

Pero sí que tenemos claro que lo importante es disfrutar de lo que se hace, sentirse valorado y útil, tener una buena remuneración y poder compaginar la vida laboral con la personal, que debería tener la prioridad.

A esto ayuda bastante el denominado autoempleo, que es cierto que, sobre todo al principio, ocupa las mismas o más horas que un empleo convencional, tiene un sueldo menor y muchos quebraderos de cabeza, pero, a la larga, si sabes ir automatizando procesos, es el camino a una vida más tranquila y a ser más feliz.

Así pues, aquí os dejamos los 5 aspectos por los que crear un autoempleo está de moda:

1. TRABAJOS CADA VEZ CON MENOS REMUNERACIÓN

Cada día es más complicado encontrar un trabajo con un buen sueldo, especialmente cuando eres joven y no tienes una gran experiencia, o cuando no tienes ninguna cualificación diferencial.

Los sueldos han bajado y además, las condiciones de trabajo se han hecho más precarias, cada vez hay más trabajos temporales, más trabajos a media jornada y menos “seguridad” en el trabajo.

“En el futuro trabajaremos por proyectos”

La época de la industrialización y los trabajos en fábricas para toda la vida ha acabado, y estamos ante un nuevo paradigma en el que habrá 3 distinciones dentro del mercado laboral:

  1. La gente que está altamente especializada, cualificada y que aporta mucho a una empresa que recibirá un sueldo cada vez mayor.
  2. Le gente que es fácilmente sustituible y que ocupan los puestos inferiores de las compañías que cada vez van a cobrar menos y tener peores condiciones laborales,
  3. Los que se centran en crear un autoempleo, una empresa o en generar ingresos pasivos suficientes.

Aquí la escisión entre los números 1 y 2 va a ser cada vez mayor, así que os estás en el número 1 o te vas a ver obligado a ir hacia el 3 ya que en el 2 cada vez se va a vivir peor.

2. TRABAJOS MENOS SEGUROS

Relacionado con el punto anterior, los trabajos ya no son seguros, cada vez más trabajos van a ser sustituidos por automatizaciones, máquinas o simplemente van a desaparecer.

Ahora antes de centrarte en crear un autoempleo, párate unos minutos a reflexionar y hazte las siguientes preguntas:

¿Que trabajo haces tú? ¿Es diferenciador? ¿Eres insustituible, diferente al resto o eres uno más? ¿Cuánto tardaría tu empresa en cambiarte? ¿Lo Notarían?

Dependiendo de las respuestas, tú mismo ya sabes lo que tienes que hacer, y hay dos caminos.

O te haces el mejor trabajador que puedas y te haces imprescindible en tu empresa o te vas buscando un camino alternativo por tu cuenta y empiezas a pensar en crear un autoempleo o cualquier otra forma de disfrutar de la vida, disfrutando a la vez de tu trabajo.

3. TRABAJAR DE LO QUE QUIERES

Por esto de disfrutar la vida además de tu trabajo es por lo que más vale la pena esto de crear un autoempleo.

Muchos de los trabajos que tenemos ahora no nos llenan, no nos gustan, convierten los lunes en un suplicio y nos amargan… y ¿esto vale la pena?

Pues no, pero hay que comer…así que, ¿que vamos a hacer? ¿Vivir del aire?

Tenéis razón, por eso, aquí no voy a daros una fórmula mágica, inventada e inútil de trabajar en lo que te gusta y ser millonario mañana, pero si unos pasos a seguir si tú trabajo te amarga.

Primero, piensa que te gustaría hacer. En que trabajarías si no tuvieras que trabajar más. Hazlo pensando a que dedicas el tiempo libre, que te gusta leer, que te interesa, de que sabes o qué cosa te interesaría mucho saber…

Segundo, mete todo en una coctelera y encuentra el sector que te apasiona ( por ejemplo, el fútbol), además, tendrás que ser concreto para saber a qué público objetivo te vas a dirigir (por ejemplo, a futbolistas amateur, de entre 18 y 30 años, que vivan en Madrid y alrededores)… aquí dependerá de lo que vayas a hacer, como lo vayas a hacer, costes, etc.

Pero lo ideal es que crees un buyer persona, lo que sería la definición de tu cliente ideal y dirijas todos tus esfuerzos a este tipo de clientes. Este es un paso importantísimo para crear un autoempleo ya que estas “creando” tus clientes.

Tercero, piensa que puedes hacer dentro de ese sector que se diferencia o rompa con lo que ya hay, por producto, por forma de hacerlo, porque tú eres el mejor en algo o lo que sea pero vas a tener que ser diferente de la competencia, saber porqué y saber transmitirlo.

Cuarto, empieza a crear un autoempleo en tu tiempo libre. No recomiendo que dejéis vuestro trabajo ni nada parecido el primer día porque hay que comer así que hay dos formas, trabajar en el tiempo libre en esto o haber ahorrado un colchón de dinero suficiente para hacerlo.

Pero aún así, al principio yo no dejaría el trabajo, ya que las primera pruebas, los primeros pasos para crear un autoempleo se pueden hacer a media jornada, y si vemos que el proyecto puede funcionar, gusta, coge tracción y empieza a demandarnos más tiempo, siempre podemos dejar el trabajo (o pedir una excedencia si se nos permite).

Siempre hay que ser precavidos ya que esto de emprender equivale a fallar muchas veces, pero estoy seguro que una vez probada esta sensación, no querréis volver al cubículo ni a la línea de producción con el horario de 9 a 6.

4. TENER TUS PROPIOS HORARIOS

El horario es el siguiente punto fundamental a la hora de crear un autoempleo. Aquí todo va a depender de lo automatizados que tengamos nuestros procesos y lo que dependan los ingresos de nuestra presencia.

Al principio, hay que tener por seguro que esto del autoempleo nos va a ocupar seguramente más horas efectivas que un trabajo por cuenta ajena, pero lo bueno es que estas horas las vamos a ocupar en algo que nos gusta y algo que es para nosotros.

Además, aunque en global le dediques más horas, nadie te puede obligar a no cogerte ese viernes de puente para irte fuera con tu pareja, a acabar antes esa tarde para ir a ver el festival de tu hijo o a levantarte un poco más tarde un lunes después de ese fin de semana “complicado”.

Bueno, nadie no, los únicos que pueden hacerlo serán los clientes y eso dependerá de los límites que tu marques con ellos o como los “eduques”, ya que tal y como los acostumbres al principio, después será muy difícil cambiar estos hábitos.

Así que, hay que marcar límites y horarios para los clientes, que si hace falta ya nos encargaremos nosotros de romperlos, aunque esto debe ser lo menos posible si quieres disfrutar la libertad de horarios que te permite haber creado tu autoempleo.

5. CONSTRUIR INGRESOS EN MODO PASIVO CON TUS “AUTOEMPLEOS”.

Esta es la mejor parte, aunque aquí ya estamos saliendo de crear un autoempleo y pasando a la parte de crear negocios automatizados que es lo más recomendable para disfrutar de todas las ventajas anteriores y además, para comenzar a crear la libertad financiera de la que tanto hablamos.

¿Y cuál es la diferencia?

Que crear un autoempleo sirve para mantenernos ocupados y que los ingresos que se obtienen vienen directamente relacionados con el tiempo que le dediques a la actividad y por lo tanto, estos son limitados, ya que tu tiempo es limitado.

Un negocio automatizado, en cambio, funciona en piloto automático, es decir, que sigue facturando aunque este en la playa, en el festival del colegio o en la cama.

Eso si, esto requiere de mucho tiempo de creación tanto de la actividad, como del sistema y después ya no es 100% tumbarse a descansar, sino que hay que hacer actividades de control, administración y actualización que aunque no requieran de tanto tiempo, si que son necesarias.

Así pues, ¿quieres quedarte en crear un autoempleo o te gustaría acabar creando empresas con sistemas automatizados que te reporten beneficios con el mínimo esfuerzo?

Yo lo tengo claro y mi objetivo es el segundo y en ello estoy, así que si quieres ver cómo lo estoy haciendo, mis errores y mis avances y poder aprender de todo ello de forma fácil y cómoda, sigue este blog y consigámoslo juntos.

Deja un comentario